¿Por qué utilizar Plástico Técnico mecanizado en lugar de metal en la fabricación de piezas?

¿Por qué utilizar Plástico Técnico mecanizado en lugar de metal en la fabricación de piezas?

El plástico técnico puede ser un excelente sustitutivo de los metales en sus aplicaciones, incluso puede mejorarlas en gran medida.

¿Cuáles son las principales ventajas que aportan los plásticos técnicos vs los metales?

Mayor vida útil: La duración de las piezas puede ser entre 2 y 10 veces superior a las equivalentes metálicas. Este hecho está contrastado por la experiencia de más de 40 años en la mecanización de plástico técnico. Hay que tener en cuenta que la aplicación en los que se sustituir el metal y utilizar plásticos técnicos, estos últimos estén dentro de los parámetros de resistencia de los mismos.

Disminución del nivel de ruido: una característica sobresaliente de los plásticos técnicos mecanizados es su resiliencia, esta característica evita las vibraciones y reduce los niveles de ruido. Las normas de seguridad e higiene en el trabajo hacen mucho hincapié en el control del número de decibelios dB en los puestos de trabajo.

Reducción de las inercias: en grandes instalaciones, la reducción de la masa movimiento facilita las maniobras de arranque y paro y ahorra energía gracias a los plásticos técnicos mecanizados

Reducción de peso: El peso de los plásticos técnicos puede llegar ser hasta 6 veces menor que el peso del bronce. Una reducción de peso tiene efectos directos en una reducción de costes, ahorros en consumo de energía, disminución de gastos de mantenimiento y aumento de la vida útil de motores y otros mecanismos donde se instalen piezas mecanizadas más ligeras. Un ejemplo de ello dónde se consiguen ahorros importantes lo encontramos en el trabajo que realizan las grúas telescópicas, sabemos que en la medida en que se extiende la pluma aumenta el momento flector y por consiguiente la energía necesaria.

Auto-Lubricación: en una gran mayoría de aplicaciones las piezas producidas en plásticos técnicos mecanizados, no precisan lubricación, lo que repercute en un menor coste de mantenimiento, así como eliminación de los costes de: taladrar, roscar y montar un engrasador.

 

Resistencia a la corrosión: los plásticos técnicos mecanizados no se oxidan, por tanto son ideales para aplicaciones exteriores y en especial para ambientes marinos.

Resistencia a ataques Químicos: Resisten alcalinos, disolventes y algunos ácidos orgánicos diluidos. Contrariamente a lo que le sucede a los materiales fenólicos no se hinchan en contacto con ciertos hidrocarburos; por lo tanto son compatibles con la mayoría de lubricantes en aceites y grasas.

Fisiológicamente inertes: un gran grupo de plásticos técnicos, son aptos para estar en contacto con alimentos, aprobados por normativas restrictivas al respecto, tales como la FDA.

Como hemos visto los plásticos técnicos pueden sustituir aplicaciones donde habitualmente se utilizan aceros, bronces y aluminios, y aportarle ventajas y ahorros muy significativos, no obstante para hacerlo con garantía de éxito es muy recomendable que se consulte con los técnicos que Mecaplast pone a disposición de sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies